SELLO | 25 ANIVERSARIO DE LA MOVIDA MADRILEÑA

25 ANIVERSARIO DE LA MOVIDA MADRILEÑA

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Fecha de puesta en circulación: 13 de abril de 2007

Procedimiento de impresión: Huecograbado

Papel: Estucado, engomado, fosforescente

Dentado: 13 3/4

Formato: 40,9 x 28,8 mm (horizontal)

Formato de la hoja bloque: 79,2 x 105,6 mm (vertical)

Valor postal: 0,30 €

Tirada: 500.000

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

Color y psicodelia fueron la esencia de un movimiento contracultural juvenil que afloró durante los primeros años de la Transición en el Madrid de los 80 y que fue conocido como Movida Madrileña. La actividad generada por grupos o personas creadores de una cultura alternativa o underground se diferenció de su anterior generación porque, si la del 68 había orientado su rebeldía a través de la política, ésta posterior, identificada con la Movida, optó por la renovación cultural, demostrando un especial interés por la corriente pop. La influencia del entonces preponderante Pop art norteamericano y de Andy Warhol llegó desde más allá del Atlántico y la capacidad camaleónica de su Factory caló hondo en los protagonistas de la Movida cuyo epicentro fue Madrid.

Lo mismo que en Warhol y en su variopinta corte de creadores, aquí en Madrid surgió todo un colectivo de gentes interesadas por cambiar la música, la pintura, el cine, la moda y la fotografía. Gentes coincidentes en sitios y en guateques, en conciertos, pasarelas y galerías de arte que, aunque peculiares y heterogéneos en gustos, estilos e ideas, participaban de un concepto común: desde un interés multidimensional, optar por la renovación cultural. Así lo intentaron y, en cierto modo, lo consiguieron, pues para toda una generación, la de los 80 y parte de los 90, su poso y huella cultural ahí quedan. Sus templos fueron el Rock-Ola, las salas Sol, Boccaccio, la Vía Láctea y el Penta y sus referentes en música: Kaka de Luxe, Radio Futura, Alaska y los Pegamoides, La Unión, Nacha Pop, Los Secretos, Aviador Dro, Tino Casal, Golpes Bajos, Mecano, Gabinete Caligari, Loquillo y los Trogloditas, Las Vulpes, Los Nikis y Los Toreros Muertos; en artes plásticas sus iconos fueron: Costus, Ceesepe, El Hortelano, Nazario, Pérez Villalta, Mariscal, Alcolea, Sicilia, Campano, Broto y Albacete; en fotografía: García Alíx, Ouka Lele, Socías y Pablo Pérez-Mínguez; en moda Sybilla, Alvarado y Manuel Piña; y en cine su mejor interlocutor fue Pedro Almodóvar, quien junto a McNamara, también participó de la música. Un programa emblemático que se hizo eco permanente de la Movida fue la Edad de Oro de Paloma Chamorro, emitido por TVE entre 1983 y 1985. Tampoco faltaron los intelectuales entre cuyos nombres figuran, entre otros: Eduardo Haro Ibars, Luis Antonio de Villena, Ramón Mayrata o Javier Barquín; lo mismo revistas como La Luna de Madrid sirvieron de baluarte a la ya mítica Movida Madrileña. Si hay que señalar fechas de comienzo y de conclusión de la Movida, una época irrepetible para Madrid en lo referente a música, ambiente y creación, éstas fueron desde 1982 hasta 1988. De ahí que se cumpla el 25 aniversario de la Movida y se celebre con la emisión de una hoja bloque en la que se reproduce un fragmento de bando del entonces alcalde y profesor, Enrique Tierno Galván.

Texto: Francisco Vicente Galdón

Comentarios