SELLO | CORONACIÓN CANÓNICA DE MARÍA SANTÍSIMA DE LA O, SEVILLA

CORONACIÓN CANÓNICA DE MARÍA SANTÍSIMA DE LA O, SEVILLA

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Fecha de puesta en circulación: 16 de junio de 2007

Procedimiento de impresión: Huecograbado

Papel: Estucado, engomado, fosforescente

Dentado: 13 3/4

Formato: 28,8 x 40,9 mm (vertical)

Efectos en pliego: 50

Valor postal: 0,30 €

Tirada: 1.000.000

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

La Coronación de la Virgen de la O constituye todo un reconocimiento a la devoción y veneración del pueblo hacia la imagen mariana. Es el acto más distinguido que realiza la Iglesia Católica en acción a la celebridad de que goza la sagrada Virgen entre miles de fieles, asociaciones, movimientos apostólicos, hermandades y cofradías de la ciudad de Sevilla, además de asociaciones civiles y culturales. La talla actual de María Santísima de la O fue realizada por el reputado imaginero Antonio Castillo Lastrucci, en 1937, para sustituir a la escultura primitiva destruida durante la Guerra Civil. Representa una Dolorosa con la cabeza ligeramente inclinada y una mirada expresiva de ojos negros de los que se desprenden cinco lágrimas de cristal. La boca es fina y pequeña, de labios entreabiertos que dejan ver la arcada dental superior. La imagen es de candelero para vestir, tamaño natural, aproximadamente de 1,62 m. de alto, y brazos articulados. Los dedos de las manos aparecen extendidos y ligeramente flexionados los de la mano derecha para sujetar el pañuelo. La Virgen de la O se encuentra en la Parroquia de Nuestra Señora de la O, en Triana, y su autor, Castillo Lastrucci (Sevilla 1882- 1967), es uno de los más afamados escultores de imaginería andaluza. Estudio en la Escuela Provincial de Bellas Artes de Sevilla y muy pronto destacó con su obra, recibiendo varios premios de la Diputación Provincial. En un principio talló temas relacionados con el mundo del toro, una de sus grandes aficiones, para pasar de lleno a las figuras religiosas y a las composiciones escultóricas de conjunto: los pasos procesionales. Debido al éxito alcanzado y a los numerosos encargos hechos por las Hermandades, en 1923 creó su propio taller del que han salido discípulos que gozan de gran fama en la actualidad. De su mano salieron más de 450 obras que se encuentran repartidas por toda la península. En el sello se reproduce el rostro afligido de María Santísima de la O, una de las imágenes más queridas y veneradas por los sevillanos.

Texto: Yolanda Estefanía

Comentarios