SELLO | JUVENIA 2007

JUVENIA 2007

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO
Fecha de puesta en circulación: 28 de abril de 2007

Procedimiento de impresión: Huecograbado

Papel: Estucado, engomado, fosforescente

Dentado: 13 3/4

Formato: 40,9 x 28,8 mm (horizontal)

Efectos en pliego: 50

Valor postal: 0,30 €

Tirada: 1.000.000

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

Un importante acontecimiento filatélico destinado especialmente a los jóvenes es Juvenia, la Exposición Nacional de Filatelia Juvenil que se viene celebrando con periodicidad bienal y que en esta ocasión tiene como sede la localidad riojana de Calahorra.

Juvenia, en su ya XX edición a celebrar entre los días 28 de abril y 5 de mayo, como en sus anteriores citas, se propone dar a conocer el apasionante, variado y formativo mundo de los sellos entre los jóvenes, pues en ellos están las bases del futuro coleccionismo filatélico. A la presente edición, organizada por la Asociación Filatélica y Numismática Calagurritana y el Club Filatélico Juvenil El Lazarillo de Calahorra, se presentan más de un centenar de colecciones procedentes de toda España, Francia, Portugal e Italia. Dichas colecciones serán valoradas por ocho jurados. Dentro del programa de Juvenia 2007 se celebrarán diversos actos culturales: talleres infantiles filatélicos, cursos, visitas, espectáculos lúdicos y de magia. Antes de concluir el programa de esta XX edición, será presentada la próxima Juvenia 2009 que tendrá como sede la población asturiana de Mieres. Calahorra, capital de la comarca de la Rioja Baja y segunda ciudad en importancia después de Logroño de la Comunidad Autónoma de La Rioja, se encuentra situada en el valle del Ebro justo en el punto en que éste recibe al río Cidacos. Su economía está basada en la agricultura y en la industria conservera de productos procedentes de su huerta. Su historia se remonta al Paleolítico inferior y hay datos de un asentamiento de la Edad del Hierro. Fue conquistada por Roma en el año 187 a. C. y convertida en Municipio por Julio César y Augusto. Es sede episcopal desde el siglo IV y en el 714 fue conquistada por los musulmanes. En 1045 sería reconquistada por Alfonso VI, quien la incorporó a la Corona de Castilla. En el siglo XV experimentó un gran desarrollo urbanístico y en el XIX, con la llegada del ferrocarril y el desarrollo de su industria conservera, logró su máxima expansión. De su pasado quedan, además de restos del circo y la muralla romana, la catedral gótica de Santa María, el palacio Episcopal y las iglesias de San Andrés, con portada gótica; del Carmen y de San Francisco, ambas barrocas; de Santiago, neoclásica; y el convento de Carmelitas Descalzas, de finales del siglo XVI. Todos recreados en el sello.

Texto: Francisco Vicent Galdón

Comentarios