SELLO | 2017 AÑO JUBILAR LEBANIEGO

2017 AÑO JUBILAR LEBANIEGO

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Fecha de puesta en circulación: 23 de abril de 2017

Procedimiento de impresión: Offset engomado

Papel: Estucado, engomado, fosforescente

Formato del sello: 40,9 x 28,8 mm (horizontal)

Dentado: 13 ¾ (horizontal) y 13 ¼ (vertical)

Efectos en pliego premiun: 20

Valor postal: 0,50 €

Tirada: 260.000

Diseño: Signe

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

Un nuevo Pliego Premium se emite en esta ocasión para celebrar el Año Jubilar Lebaniego que tendrá lugar este 2017.

Junto a Jerusalén, Roma, Santiago de Compostela y Caravaca de la Cruz (desde 2003), el Monasterio de Santo Toribio de Liébana tiene el privilegio de celebrar el año Santo desde que le fue otorgado por una bula del papa Julio II en el año 1512, ya que en este lugar se conserva el trozo más grande de la cruz donde Cristo fue crucificado.

Desde tiempo inmemorial era destino de numerosas peregrinaciones, por ello, se decidió otorgar el Jubileo y redimir los pecados a todo fiel que acuda a este lugar el año en que la festividad de Santo Toribio, el 16 de abril, cayera en domingo.

Esto no ocurre desde 2006 y 11 años después se volverá a abrir Puerta del Perdón para obtener así la indulgencia plenaria.

Es en el primer cuarto del siglo XII cuando se tiene la primera referencia sobre el monasterio con la nueva advocación de Santo Toribio. Era de propiedad real hasta que el rey castellano Alfonso VIII se lo cedió a los condes don Gómez y doña Emilia que a su vez lo cedieron al monasterio burgalés de Oña.

La construcción primitiva era de estilo prerrománico del tipo asturiano o mozárabe. Ya a mediados del siglo XIII se construye la actual iglesia cuyos gastos fueron sufragados por los fieles.

Además de los peregrinos que tenían como final de su camino Liébana y visitar el Lignum Crucis en el Monasterio de Santo Toribio, muchos de los que tenían como objetivo llegar hasta Santiago de Compostela, hacían parada obligada en la localidad cántabra anhelando los poderes curativos y milagrosos que se le atribuían al santo y también, a la venerada reliquia.

El Pliego Premium tiene como fondo la Puerta del Perdón que se abrirá de nuevo este año, junto al logotipo del Año Jubilar. El sello por su parte, recoge el mismo logotipo junto a una imagen del monasterio y un primer plano de la Cruz que alberga el Lignum Crucis.

Texto: Carmen Álvarez Casanova

Comentarios