SELLO | PÍO BAROJA

PIO BAROJA

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Fecha de puesta en circulación: 23 de noviembre de 2006

Procedimiento de impresión: Huecograbado

Papel: Estucado, engomado, mate, fosforescente

Dentado: 13 ¾

Formato del sello: 28,8 x 40,9 mm (vertical)

Efectos en pliego: 50

Valor postal: 0,29 €

Tirada: 1.000.000

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

Correos conmemora el 50 aniversario del fallecimiento de Pío Baroja con la emisión de un sello que se ilustra con un retrato del escritor, nacido en San Sebastián el 28 de diciembre de 1872 y fallecido en Madrid el 30 de octubre de 1956.

Pío Baroja vivió con su familia, durante la infancia, en diversas ciudades españolas. Realizó estudios de Medicina en Madrid y Valencia, y se doctoró con la tesis El dolor. Estudio de psicofísica, que publicó en 1896. Tras ejercer dos años como médico en Cestona, regresó a Madrid donde regentó una panadería heredada de un familiar. Fue a raíz de entrar en contacto con el mundo literario cuando comenzó a publicar sus primeros libros, Vidas sombrías y La casa de Aizgorri (ambos de 1900). Colabora por este tiempo con varias publicaciones y realiza diversos viajes por Europa. Luego alternará estancias entre Madrid y el caserón de Itzea, comprado en 1912 en Vera de Bidasoa. En 1935 ingresó en la Real Academia Española. Tras estallar la guerra civil se traslada a Francia donde reside hasta 1940. Luego regresará a Madrid donde ejercerá su actividad literaria hasta sus últimos días. Aunque Pío Baroja se adentrara en los diversos géneros literarios, fue la novela su género preferente. El autor, que escribió varias obras sueltas, llegó a agruparlas en su mayoría en trilogías, aunque en muchos casos estas novelas tuvieran pocos elementos en común. De la extensa producción literaria de Baroja destacamos, además de las mencionadas: Zalacaín el aventurero (1909); El árbol de la ciencia (1911); Las inquietudes de Shanti Andía (1911); El laberinto de las sirenas (1923); Las veleidades de la fortuna (1927); Los visionarios (1932); Locuras de carnaval (1937); Susana (1938); El caballero de Erlaiz (1944); El puente de las ánimas (1945); El cantor vagabundo (1950) y Las veladas del chalet Gris (1951), entre otros muchos títulos. A ellos hay que añadir su extensa novela histórica Memorias de un hombre de acción, inspirada en un aventurero antepasado del autor, además de numerosos cuentos, ensayos, algunas obras dramáticas y un libro de poemas. Baroja, miembro destacado de la Generación del 98, preocupado por la vida española de su tiempo, intentó reflejar en su obra el panorama social de la época.

Texto: Francisco Vicent Galdón

Comentarios