SELLO | EL PONT DE SUERT

EL PONT DE SUERT

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Fecha de puesta en circulación: 7 de septiembre de 2005

Procedimiento de impresión: Huecograbado

Papel: Estucado, engomado, fosforescente

Dentado: 13 3/4

Formato de lo sello: 40,9 x 28,8 mm (horizontal)

Efectos en pliego: 50

Valor postal: 0,28 €

Tirada: 1.000.000

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

La población catalana de El Pont de Suert, pertenece a la Alta Ribagorça, comarca montañosa de abrupto relieve y espléndidos paisajes con elevados picos, circos, glaciares y estrechos valles. Parte de la comarca está ocupada por el Parque Nacional de Aigüestortes y Lago de Sant Maurici, único espacio natural de Cataluña que ostenta esta categoría. El Parque Nacional es un magnífico ejemplo de la acción de los glaciares del cuaternario sobre granitos y pizarras. Posee gran cantidad de “estanys” (lagos), lo que le hace ser la zona lacustre más importante del Pirineo. Abundan en él los meandros de aguas tranquilas llamados “aigüestortes”, que otorgan a este espacio natural un encanto y atractivo singular.

Desde el Val d´Aran, saliendo por el túnel de Vielha entramos en la Alta Ribagorça, cuya población destacada es El Pont de Suert que encierra y conserva entre los muros, de su pasado histórico: la plaza del Mercadal, sede del mercado semanal; la plaza y calle Major porticada; el palacio Abacial, edificio de estilo gótico civil del siglo XV, residencia del abad del monasterio de Santa María de Lavaix; y la vieja iglesia de la Asunción, hoy convertida en museo, que acoge la colección de Arte Sacro de la Ribagorça. El sello, que ahora se emite, reproduce la nueva iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, de la que destaca su portada y torre. Fue construida en 1955, siguiendo las directrices y proyecto del ingeniero Eduardo Torroja Miret y del arquitecto José Rodríguez Mijares. Su nave tiene forma de arca o barco invertido, mientras que el campanario sugiere un faro. El conjunto arquitectónico sigue unos planteamientos constructivos futuristas y de vanguardia. Pero El Pont de Suert, además de contar con bellos paisajes naturales y entornos geológicos y de ofrecer al viajero diversas rutas y monumentos, brinda al visitante fiestas ancestrales como las de Sant Sebastià y Falles de Sant Joan. Como dato curioso, posee un centro de reproducción y recuperación de nutrias que está abierto al público.

Texto: Francisco Vicent Galdón

Comentarios